Alfonso VII de León

- en Historia
11

Alfonso VII de Borgoña, el Emperador (Caldas de Reis, Galicia, 1 de marzo 1105 – Paraje de La Fresneda) situado quizás en El Viso del Marqués, 21 de agosto de 1157). Fue rey de Galicia, León y Castilla, el primero de la Casa de Borgoña en dichos reinos. Era hijo de Urraca I y de su primer marido, Raimundo de Borgoña.

Rey de León

En 1111 fue coronado rey de Galicia (1111-1157) por el obispo Diego Gelmírez y el conde de Traba, en la catedral de Santiago de Compostela. El 10 de marzo de 1126, tras la muerte de su madre, fue coronado rey de León y de inmediato emprendió la recuperación del Reino de Castilla que estaba bajo el dominio de Alfonso I de Aragón. Con las Paces de Támara de 1127 se puso fin a la disputa entre los dos reyes.

Alfonso tuvo que enfrentarse a diversas rebeliones suscitadas en los territorios más próximos a Aragón, debido a la notable autonomía que estas regiones habían conseguido desde la muerte de su abuelo, el rey Alfonso VI de León.

Aspiraciones territoriales

Tras la muerte, sin descendencia, del rey navarro-aragonés Alfonso I el Batallador, (1134), Alfonso VII pretendió el trono, sin éxito ya que, finalmente, la sucesión recayó en el hermano de Alfonso I, Ramiro II el Monje. A pesar de ello, Alfonso ocupó La Rioja, conquistó Zaragoza y dominó de hecho los gobiernos de ambos reinos en adelante, pues derrotó al ejército navarro-aragonés en varias escaramuzas, sometiendo el reino a su vasallaje. Apoyado por nobles del norte de los Pirineos, controló amplios territorios del sur de Francia, llegando hasta el río Ródano.

Ayudó en las luchas del conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV, contra los condados catalanes, consiguiendo unificar la Marca Hispánica.

En 1135 fue coronado por el obispo Arriano ante Guido de Vico, legado del papa Inocencio II, Emperador en los Reinos Hipánicos en la catedral de León, expresando así su pretensión de hegemonía peninsular y de exclusividad en la reconquista. Asisten entre otros, rindiéndole pleitesía, su primo García Ramírez de Navarra, su cuñado conde Raimundo de Barcelona (señor consorte de Aragón), el conde Alfonso Jordán de Tolosa y otros señores y embajadores de Gascuña y del Mediodía de Francia, Armengol de Urgel, y representantes de varios de los principales linajes musulmanes, como el caudillo ismaelita Zafadola. No lo hace su, también primo, Alfonso I de Portugal (Alfonso Enríquez hijo de la Condesa de Portucale), pero terminará reconociéndole, aunque de mala gana, dos años después, y más adelante le es concedido el Reino de Portugal en 1143 en calidad vasallo.

Con la Corona de Aragón acordaría los límites del avance de cada una de los dos estados en el Tratado de Tudilén de 1151.

Reconquista

Desde 1139 llevó a cabo expediciones y ataques de saqueo incitando las sublevaciones de las poblaciones almorávides. La invasión de los almohades a partir de 1146 obligó a Alfonso VII a fortificar la frontera y pactar con el almorávide Ibn Ganiya para organizar la resistencia.

En 1144 llegó hasta Córdoba y en 1147 tomó Almería junto con el rey de Aragón y Navarra y el conde de Barcelona.

En 1157, los almohades recuperaron el control de la ciudad de Almería y Alfonso VII murió el 21 de agosto cuando regresaba a León; queda constancia de que el monarca pasó noche en el pueblo de El Viso del Marqués (Ciudad Real) y se especula que su muerte pudo tener lugar allí. Sus dos hijos se repartieron el reino que, nuevamente, quedó dividido en dos: el Reino de León y el Reino de Castilla.

Matrimonio y descendencia

En 1128 se casa, en Saldaña (Palencia), con Berenguela de Barcelona, hija del conde Ramón Berenguer III y, por tanto, hermana de Ramón Berenguer IV. De esta unión nacieron:

Sancho III de Castilla (1134 – 1158).
Ramón de Castilla (1136 – 1151);
Sancha de Castilla (1137 – 1179), casada en 1157 con el rey Sancho VI de Navarra;
Fernando (1137 – 1188), rey de León con el nombre de Fernando II;
Constanza de Castilla (1141 – 1160), casada en 1154 con el rey Luis VII de Francia;
Garcia (1142 – 1146);
Alfonso (1145 – 1149).

En julio de 1152 se casa con Riquilda de Polonia, hija del duque Ladislao II el Desterrado. Tuvieron dos hijos:

Fernando (1153 – 1155)
Sancha de Castilla y de Polonia (1156 – 1208), casada en 1174 con el rey Alfonso II de Aragón.

De sus amoríos con Gontrada Pérez (o Guntroda Díaz) nació:

Urraca Alfonso de Castilla (1126 – 1189), casada en 1144 con el rey García Ramírez de Navarra el Restaurador.

De sus amoríos con Sancha Fernández nació:

Estefanía de Castilla (1150 – 1180), casada con Fernán Ruiz de Castro.

Autor

Redacción
Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.

Noticias relacionadas

0 0 voto
Valoración
1 Comentario
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios