Pozo de Nieve

- en Historia

Se trata de uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad de Salamanca, cuyo origen se remonta al Siglo XVIII. Se trata de una gran construcción arquitectónica de más de 7 metros de profundidad.

El Pozo de Nieve está construido en el antiguo Convento de San Andrés, situado junto a la Cerca Nueva, también conocido como el “Escorial Salmantino” por sus grandes dimensiones. Se caracteriza por estar cubierto por una bóveda de pizarra. Su uso era la conservación de la nieve en épocas calurosas. Esta nieve era traída en mulos desde las Sierra de Béjar y la Sierra de Francia. Posteriormente la convertían en hielo, que después usaban como conservantes, fines terapéuticos e incluso hacer helados.

Este tipo de estructuras eran parte de importantes edificaciones de la época, como los conventos o las universidades para prestar servicio a la comunidad a la que pertenecía. La función del Pozo de Nieve era la de crear un sistema de refrigeración donde almacenar el hielo creado a partir de la nieve traída de las sierras cercanas y ponerlo a disposición de los salmantinos.

En la actualidad, esta reformado y se ofrecen visitas guiadas los fines de semana.

Dirección: Paseo del Rector Esperabé, 85, 37008 Salamanca

Teléfono: 923 21 83 42

 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios