La reforma laboral cierra su primer año de aplicación con 20,5 millones de ocupados

- en Nacional
contrato empleo
  • El paro se redujo en 2022 en casi 80.000 personas el pasado año, disminuyendo la tasa de paro en casi dos puntos hasta el 12,9%

La reforma laboral cerró su primer año de aplicación con creación de empleo, reducción del paro y una fuerte caída de la temporalidad, según reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa correspondientes al cuarto trimestre de 2022, publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El número de ocupados se incrementó en el año 2022 en más de 278.900 personas, un 1,38%, hasta alcanzar los 20.463.900 ocupados, el nivel más alto en cuarto trimestre desde el año 2007. En línea con la ralentización de la economía mundial, la creación de empleo se frenó en el cuarto trimestre, con un descenso de 81.900 personas (-0,40%) y una estabilización en términos ajustados de estacionalidad.

Asimismo, el desempleo se redujo en 79.900 personas en el último año (-2,57%), si bien se incrementó en 43.800 personas en el cuarto trimestre (+1,47%). De esta forma, el número total de parados a cierre de año se situó en 3.024.000 personas y la tasa de paro bajó al 12,9%.

La reforma laboral ha logrado en su primer año de aplicación una fuerte reducción de más de 7 puntos de la tasa temporalidad, hasta el mínimo histórico del 17,93%, acercándose España a la media europea. Adicionalmente, el número de trabajadores con contrato indefinido se ha incrementado en casi 1,6 millones de personas, hasta el máximo de 14,3 millones de asalariados con contrato fijo.

A su vez, siguió aumentando de forma notable la población activa, con un crecimiento de casi 200.000 personas en el último año, hasta situarse cerca de máximos, con 23,48 millones de personas, lo que pone de manifiesto la confianza de los trabajadores en encontrar un puesto de trabajo pese al difícil entorno exterior.

Estos datos ponen de manifiesto que la economía española siguió creando empleo y reduciendo el paro en un año marcado por un entorno internacional de alta incertidumbre derivada de la guerra de Rusia en Ucrania.

Ocupación 

La ocupación se incrementó en más de 278.900 en el último año (+1,38%), hasta situarse en 20.463.900 personas, cerca de máximos históricos. En el último trimestre la ocupación se redujo en 81.900 personas (-0,40%). En términos desestacionalizados, prácticamente se estabilizó” (con -0,01%).

El empleo creció en todos los sectores en el último año, salvo Agricultura, que registró un descenso de 86.900 ocupados. El sector en el que más aumentó la ocupación fue Servicios, con 314.300 trabajadores más, seguido de Industria, con 36.600 y Construcción, con 14.900.

Por lo que respecta a las Comunidades Autónomas, la ocupación aumentó en la mayor parte de las regiones. Los mayores aumentos se produjeron en la Comunidad Valenciana, con 102.700 ocupados más, Canarias (52.800) e Islas Baleares (33.800), mientras que el número de trabajadores ocupados se redujo en Asturias (-15.100), País Vasco (-7.700) y Aragón (5.000).

En el cuarto trimestre los mayores incrementos de ocupación se dieron en Canarias (43.100), Comunidad Valenciana (27.300) y Comunidad de Madrid (26.400), frente a los mayores descensos en Islas Baleares (83.300), Cataluña (40.900) y Andalucía (19.400).

Gracias a la reforma laboral el año pasado el empleo indefinido aumentó en 1.591.100 personas, mientras que el temporal disminuyó en 1.193.800. En el cuarto trimestre esta tendencia continuó, con un alza de 366.100 asalariados indefinidos, frente al descenso de 397.800 temporales. De esta forma, la tasa de temporalidad disminuyó en más de 7 puntos durante el año, hasta el mínimo histórico del 17,93%.

El sector privado concentró la mayor parte del empleo creado a lo largo del último año, con la creación de 228.200 puestos de trabajo, hasta rozar los 17 millones de empleos privados, frente a los 50.700 del sector público, que se sitúa en algo más de 3,5 millones de puestos de trabajo. En el último trimestre del año la ocupación en el sector privado se redujo en 101.900 personas y en el público aumentó en 20.000.

También siguió aumentando el empleo a tiempo completo, con un incremento de 235.200 personas en el último año, muy por encima del empleo a tiempo parcial, que crece en 43.700, hasta el 13,59%. En el cuarto trimestre el empleo a tiempo completo disminuye en 241.500 personas y a tiempo parcial se eleva en 159.600.

Por género, el empleo femenino se ha incrementado en 132.100 personas en el último año y continuó creciendo significativamente en el cuarto trimestre, con 55.500 mujeres más ocupadas. Por su parte, la ocupación masculina en términos interanuales también se elevó, en 146.800 trabajadores, pero en el último trimestre el empleo masculino disminuyó en 137.400 trabajadores.

Desempleo

España cerró el año 2022 con una reducción del paro de 79.900 personas (- 2,57%), disminuyendo la cifra total de parados al entorno de los tres millones (3.024.000), por lo que la tasa de paro se redujo al 12,9%, registrándose reducciones en Agricultura, con 15.500 parados menos, prácticamente sin variación en la Construcción (800 más) e incrementándose en Servicios (101.100 más) y en la Industria (7.100).

Durante el cuarto trimestre del año 2022 el paro se incrementó en 43.800 personas. Por sectores, se incrementó en el sector Servicios en 39.700 personas, en la Construcción, 13.600 desempleados más, y en la Industria, con 3.100 más, mientras que disminuyó en Agricultura, 13.700 parados menos.

Por Comunidades Autónomas, los mayores descensos en términos anuales se produjeron en Andalucía, con 56.800 parados menos, Canarias, con 50.100 menos, e Islas Baleares, con 24.100 menos, frente a los mayores incrementos registrados en Comunidad de Madrid, con 57.700 parados más, Asturias, con 20.000 desempleados más y Castilla-La Mancha, con 13.000 más.

Estas cifras se registraron tras un último trimestre en el que las mayores bajadas se dieron en Canarias, con 35.200 parados menos, Murcia, con 11.700 desempleados menos, y Galicia, con 3.500 menos, frente a los mayores incrementos en Islas Baleares, con 29.700 parados más, Cataluña, con 21.900 desempleados más, y Comunidad de Madrid, que sumó 10.600 parados.

El número de mujeres desempleadas se redujo en 32.600 personas en 2022 y en 47.200 entre los hombres, de forma que la tasa de paro femenina bajó al 14,61% y la masculina al 11,32%. La cifra de mujeres paradas se redujo en 20.400 en el cuarto trimestre, hasta 1.623.000, y subió en 64.200 el número de hombres parados, hasta los 1.401.000.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios