El pueblo de Mogarraz, historia viva de sus vecinos

- en Provincia

Las casas de madera y piedra envueltas en el gran paisaje de la Sierra de Francia, se esconde Mogarraz. El aislamiento al que está expuesto debido a la densidad montañosa, genera del municipio el ser uno de los destinos turísticos mejor conservados en materia arquitectónica y cultural.

Desde hace casi diez años, cuelgan de sus casas más de setecientos retratos de aquellos que fueron y son vecinos de la localidad. Esta atracción turística, es una de las que hacen de las calles del pueblo declarado Bien de Interés Cultural, un elemento diferenciador del resto de municipios de la zona.

La idea de colocar los rostros de los vecinos surgió del artista Florencio Maíllo, que reprodujo a gran escala las fotografías de carnet para el DNI en 1967 que tomó Alejandro Martín Criado de más de trescientos vecinos. Tras ello, las fotos fueron colgadas de las fachadas de las casas donde viven o vivieron esas personas.

La historia de Mogarraz se remonta a la repoblación por parte de franceses durante la Edad Media a manos de Francisco de Borgoña de ahí la toponimia que rodea la región: Sierra de Francia, Río Francia o Peña de Francia. En concreto, los primeros documentos que hablan sobre la región, datan del siglo XII.

También es destacable la actividad artesanal del pueblo, sobre todo en materia de bordados. En el Museo Etnográfico o Casa de las artesanías, se pueden contemplar los bordados elaborados en cuero, plata y oro de los maestros artesanos.

Uno de los elementos arquitectónicos más destacables de Mogarraz es la Cruz de los judíos que data del siglo XVII. Esta, se encuentra situada junto a la Ermita del Humilladero justo a la entrada del pueblo, y que cuenta con un capitel adornado con calaveras.

La Torre de Campanario, es otro rasgo característico monumental de la localidad. Construida a principios del siglo XVII sugiere una función defensiva debido a su desviamiento de la iglesia.

Mogarraz es el corazón del Parque de las Batuecas y la serranía de Francia. Un paraíso que ha sabido conservar su encanto en costumbres y arquitectónico en parte originario de la época medieval y que eleva a la provincia de Salamanca como una de las más ricas en materia de patrimonio histórico rural y cultural.

 



0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios