Exposición retrospectiva del artista Evaristo Guerra

- en Cultura
evaristo munoz
  • Una exposición retrospectiva del artista Evaristo Guerra (1933-2022), organizada por Manos Unidas en colaboración con el crítico de arte Rafael Cid se mostrará en la Sala de Exposiciones de Garcigrande en la Plaza de los Bandos hasta el 4 de diciembre de 2022.

Evaristo Muñoz, hoy homenajeado es, estimable, un artista contemporáneo, pintor de casa, de los 70. Recientemente nos dejó su persona, que voluntariamente antes nos había legado su obra en totalidad.

Todo lo pintable en su paleta tiene cabida. Deducción que extraigo al registrar su inabarcable producción «in situ» de estudio y taller. Y, como una necesidad, la inclinación, vocación, de pintar y estatuar, en el generoso artista.

Un comunicador diario, de natural, creyente en la propia voz plástica, creación, y también de un mensaje de espiritualidad, y trascendencia desde aquella, para lo religioso, Temática con línea y motivos propios, a menudo repetidos, es lo que me encontré en los espacios citados de creación.

Como palomas orladas por claridades de nube, o manchas definidas, siempre entonando el color, y en este caso, cual estructura vitral de templo, son, figura y forma, apariciones-lienzo. E. Muñoz, el altar-caballete, de su fantasía bidimensional. Un acierto plástico evidente.

Porque investiga, asimismo, en la escultura, con interés prioritario de validación para el propio material-física, desde una apuesta expresiva, igualmente de la forma. Veamos. Con unos resultados, acaso simbólicos, encontramos, volumétricos de (o poro) plinto, montajes de hierros y reciclados. Aparecen allí evocadores estatuarios, acompañados, piedra y madera, elementos primigenios de apoyo, a su «tótem», hito de dicción simbolista.

Una pasión artesana, con ideas propias creativas, y un barroquismo, traza y ocupación, compositivos, le llevan a currarse en este campo tridimensional, con dominada gubia, algunos notables enmarcados.

Lectura general, será el apaisado, paisaje tradicional, de sus principios, precisamente, el que incitará a nuestro artista a su propia dilución pictórica, o ensayo reto de ingenua deconstrucción, el que le lleve a la pictórica nueva, de lo «casi abstracto«, donde algún elemento todavía permanece formal, en lo informal dominante. Un compromiso con un hacer, de carácter más expresivo, que ahora se mueve por la fantasía y el misterio. ¿Qué parece o aparece? Que se pregunte el que solo ojeaba de paso.

Me quedo con algunas de estas obras, conjunto de, como explosiones luminosas, que entiendo firman esta dicción Muñoz, curiosamente, dentro de ese imaginario, del caótico, en controlada composición.

Por otra parte, Generosa su actitud personal, ha posibilitado la oferta hoy y aquí recordatorio, un material emociones de su sentido quehacer. Estética en dádiva física y patrimonial, muy al alcance, por cierto, de los salmantinos.

Rafa Cid

 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios