Presentación del libro «Se le abrieron los ojos» de Eusebio Gómez Navarro

- en Cultura
libro se les abrieron los ojos
  • “Se les abrieron los ojos”, es el último libro escrito por el P. Eusebio Gómez que trata de ser una luz más que alumbre nuestra vida. Se presentará el día 22 de este mes en el salón de los PP. Carmelitas de la calle Zamora, 59. Será a las 19:00h.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno; y aun lo malo, si poco, no tan malo” (Gracián). Es cierto, pues somos amigos de lo breve, y si encima es bueno, pues mucho mejor.

Este libro es sencillo, de reflexiones cortas, dirigido al corazón del lector, y trata de ser luz para abrir los ojos, mente y corazón de los que caminan hacia la casa del Padre. Estimo que, junto a los doctos estudios de especialistas en todos los campos, es muy oportuno el presentar temas, con reflexiones breves, dirigidos a las personas de cualquier edad que les ayuden a pensar y, sobre todo, a vivir.

A lo largo de nuestra vida nos encontramos con ideas que, en ocasiones, nos seducen o nos dejan indiferentes, y que normalmente las descartamos o las hacemos propias. He pensado que estas hojas también pudieran ayudar a aquellos que tienen plena conciencia de que la vida es un continuo crecimiento en lo cotidiano del hogar, de la calle, de la dura tarea diaria; podríamos decir que estas páginas son como un colirio que nos aclara la mirada de los ojos y del corazón para poder ver a Dios, a los otros y a nosotros mismos, sin doblez y malicia.

Los temas de este libro son apasionantes, podríamos decir que abarcan toda la vida misma. El Dios Uno y Trino, el Dios de Nuestro Señor Jesucristo, padre de todos, tiene un puesto especial en nuestra vida y, por supuesto, lo tiene también en estos escritos. En ellos, sin nombrarlo explícitamente, se trasluce un Dios amigo, compasivo, misericordioso, enamorado de cada ser humano, liberador de todos los miedos y esclavitudes. Y si Dios es importante para el cristiano, también lo tiene que ser el ser humano, con sus luces y sombras, con sus virtudes y defectos, pero, al fin, imagen de su Creador. Hablamos, también, de los Discípulos de Emaús, del amor a uno mismo y a los demás, de cómo mejorar nuestro ser, ojos, lengua, corazón.

Este libro es uno más de tantos que se escriben cada día. Trata de ser un libro que deje huella en los lectores y que, al mismo tiempo, pueda ser amigo, cerebro, alma y corazón. “Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora (Proverbio hindú). minan nuestras vidas.

El título del libro es: “Se les abrieron los ojos” (Lc 24,31). Los discípulos de Emaús descubren la presencia del Resucitado en sus palabras y en el partir el pan (Lc 24,13-35). Estos dos discípulos aún no le habían reconocido, pero escuchándole sentían algo familiar y bueno que aliviaba su desconsuelo. Con todo, sus ojos no se abrieron hasta que le vieron bendecir, partir y repartir el pan.  Este estudio no se ciñe a los discípulos de Emaús, trata más bien, de cómo nos podemos preparar para ver mejor, para descubrir la presencia del Resucitado en todo momento.

Dicen que los libros germinan dentro de nosotros y de alguna forma los hemos incorporado a nuestra vida. Hay algunos que son inmortales, inolvidables, que son luz e iluminan.

Ficha del libro

  • Autor: Eusebio Gómez Navarro
  • ISBN: 9788418201110
  • Colección: Mundo y Dios 68
  • Páginas: 241
  • Precio: 14 € (con IVA)

“Se les abrieron los ojos” (Lc 24,31). Son muchas las personas que, como los discípulos de Emaús, se han encontrado y se encuentran diariamente con Jesús resucitado que les ha cambiado sus vidas. Desgraciadamente, también hay otras que miran el mundo, la Iglesia, la familia, con tristeza, pesimismo y desencanto. Es cierto que no se pueden cerrar los ojos ante muchas realidades de mediocridad, de injusticia y de pecado y surge en algunos la tentación de la huida y el abandono. Por muy muerta que aparezca en nuestros ojos y en todo nuestro ser la esperanza, la fe nos dice que el Resucitado sigue estando vivo en medio de nosotros. Es necesario abrirnos al Espíritu para comprobar que es verdad lo que dice A. Machado: “Creí mi hogar apagado… revolví las cenizas y me quemé las manos”.

Eusebio Gómez Navarro, carmelita descalzo, nació en Blascomillán, Ávila, España. Ha ejercido su ministerio sacerdotal en Rep. Dominicana, Estados Unidos y España. Estudió la carrera de música (piano y canto) en el Conservatorio de Madrid. Es autor de algunos CDs de música, y licenciado en Espiritualidad por el Teresianum de Roma. Ha colaborado en revistas y en otros medios (radio y prensa) y tiene editados varios libros sobre diferentes aspectos de espiritualidad. Web: www.eusebiogomeznavarro.org

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor

Nacido en Blascomillán (Ávila). Carmelita Descalzo y Sacerdote. Licenciado en Espiritualidad. Estudió la carrera de música (piano y canto) en el Conservatorio de Madrid. Conocido internacionalmente por sus escritos, autor de muchos CDs y libros; colabora, además, en revistas y diversos medios de comunicación.