El Salamanca UDS y sus bandazos

- en Deportes
palencia salamanca uds

El otro día me preguntaba un amigo si la pasada semana no había escrito. La verdad es que estaba esperando la resolución de la reclamación hecha por el Salamanca UDS en el partido ante el Villaralbo por un no sé qué de unos cambios del conjunto zamorano. Lo más parecido a la realidad es algo que leí en Twitter donde alguien decía que era un recurso bochornoso, pero necesario. Y yo lo comparto. Es triste que después de dejar escapar dos puntos en casa, el equipo charro tenga que recurrir a estas cosas para sumar la victoria, pero también es cierto que, como decía Jehu, hay una reglamentación que hay que cumplir y es la misma para todos y la obligación del Salamanca UDS era la de presentar la reclamación.

Pero bueno, de momento nos centraremos en lo deportivo, que viene marcado por los bandazos del equipo blanquinegro. He visto una estadística también que en los últimos partidos el conjunto charro llevaba ocho victorias y tres empates o algo así. Sin duda, unos números espectaculares. Pero el fútbol tiene muchas otras cosas. El fútbol son detalles, sensaciones y sentimientos. Y la verdad es que, a pesar de esa trayectoria, ha habido detalles inaceptables y sensaciones bastante malas.

La del partido del Villaralbo fue una de ellas. Un partido controlado y que deberías haber sentenciado al descanso y acabas enrareciéndolo tú mismo para que, en el último suspiro, el equipo zamorano te pinte la cara. De nada te sirve el trabajo en él Adolfo Suárez o, siete días después, en la Nueva Balastera, si luego vas y la cagas a la menor. Lo demuestra el hecho de que con esos números tan brillantes y con estas dos victorias de relumbrón, el equipo charro sigue cuarto. Sí, oyen bien, cuarto, , a siete puntos del primer clasificado que da pie al ascenso directo, porque, todo lo demás, es un fracaso, relativo al menos. Porque, oye, que un ‘play-off’ está muy bien… pero si asciendes. Un ‘play-off’ sin ascenso es, única y exclusivamente, una decepción, porque en él todos ponen mucho de ilusión.

Y la sensación, a falta de los últimos nueve partidos (creo que faltan), es que el equipo charro intenta remar pero que va a morir en la orilla del ‘play-off’ que, si luego no asciende, será una enorme decepción, al menos para éste que les habla. Busquen ustedes los responsables que, a mí, la verdad, no me importa mucho, porque soy de los que piensan que el escudo está por encima de todos nosotros y el escudo de la Unión Deportiva Salamanca que luce este Salamanca UDS es parte de nuestras vidas y es historia de la ciudad de Salamanca. Ni cualquiera puede lucirlo ni nadie merece deshonrarlo. Es más, debería ser obligación de todos los salmantinos, piensen lo que piensen, defenderlo, que ya ha sufrido bastante. Ese escudo, y ya hablaré en breve de él, es patrimonio de una ciudad y atesora la historia de Salamanca, así que es obligatorio tenerle siempre el máximo respeto.

Ahora, como decíamos, queda la recta final. Como decía el gran Luis Aragónes, todo se decide en los últimos diez partidos. El equipo charro será lo que quiera. Tiene opciones de ascender de forma directa o puede quedar en el filo del ‘play-off’, pero sería interesante que mejorara todos esos intangibles que rodean al futbol. Esas sensaciones y esos detalles que, en ocasiones, desesperan al más forofo.

Autor

Periodista y comunicador. Licenciado por la Universidad Pontificia de Salamanca.