La Tercera RFEF ‘de la muerte’ para Guijuelo, Salamanca UDS B, Santa Marta, Ciudad Rodrigo y Ribert

- en Deportes
futbol

La reestructuración de la Segunda División B iniciada por la RFEF a inicios de la temporada pasada sigue trayendo cola. Lo cierto es que para Salamanca debería presentarse como muy atractiva. Un servidor jamás compartió esa afirmación de la Federación de que la Segunda B era una categoría no profesional, más que nada, porque hemos sido testigos y conscientes de salarios muy elevados en algunos equipos que todavía observaban como ciertos futbolistas seguían siendo inalcanzables. Si salarios de cuatro y cinco cifras no eran de equipos profesionales, apañados estamos.

Pero, aun así, la RFEF, en su afán de servicio a los clubes, insistió en realizar una extraña reestructuración que, de momento, no acaba de tener la forma adecuada. A menos de un mes para que arranquen las competiciones todavía existen muchas dudas y una de ellas fundamental, los ingresos por televisión en Primera RFEF. La institución habló de una cifra muy importante de ingresos que, de momento, son ‘humo’ y con el ‘humo’ no se pagan las nóminas. Pidió un montante de 15 millones de euros (aquí hablan de millones de euros como si alguien los regalara) y se filtraron nombres de plataformas de primer nivel que poco interés parecen tener en hacer ese desembolso en una competición que para ellos, sería residual. Por otro tanto se podrían comprar, por ejemplo, los derechos en España de la Fórmula 1 que, todos estaremos de acuerdo que tiene una mayor estrategia de retorno, tanto por las firmas que lo apoyan como por el seguimiento mediático.

Pero bueno, siguen esperando una vez terminado el plazo para reconocer públicamente su fracaso, en espera de si aparece alguien que salve los muebles de los equipos y, sobre todo, de la Federación, que pueda aportar ese kit de supervivencia a la mitad de los equipos inmersos en esa competición que abre las puertas del fútbol profesional o…. del abismo.

En esa reestructuración se crea la Tercera RFEF, una competición que, para Salamanca, bien vendida por los medios de comunicación, debería ser un atractivo. Cinco equipos charros y todos ellos con una entidad propia. Es decir, hasta ocho interesantes derbis para cada uno de los equipos, que convertirán a la competición en un torneo muy salmantino. El Guijuelo, que descendía tras ser el equipo más veterano de Segunda B con más de quince temporadas en la brecha y que está armando un auténtico ‘trasatlántico’ de la mano de Jonathan Martín Carabias y del recuperado Mario Sánchez. El Salamanca UDS B, que, a pesar de la falta de información que cierne sobre él, seguro que terminará haciendo un equipo competitivo, aunque un año más se fijen en él como un ente aislado que como el vértice de la pirámide de la cantera. Aun así, cuenta con jugadores que ya el año pasado dieron la talla y parece que este año sí apostará por dar salida a algún juvenil. El resto… pues a saber. Lo mismo te llegan de algún filial puntero como aparecen del otro lado del charco sin que nadie les conozca. Habrá que esperar a que el club, después de varios días de entrenamientos, aporte algo de información. Del que poco se sabe poco o nada es de la UD Santa Marta. Al igual que el Salamanca UDS B empezó ya a trabajar, pero ni siquiera ha hecho público al responsable técnico. Las únicas noticias que hay de un histórico de Tercera es que mañana se mide al primer equipo del Salamanca UDS en el San Casto y que Montes ha cogido el tren hacia Burgos. Poco más. Algo similar con el Ribert, también en marcha desde el lunes con las bajas de Wiki, Manzano, Ángel Martínez, Fer y Yuberth y el único alta de Lolo García. Quizá el hecho de que la sombra de Lovato y el Salamanca UDS sea alargada en el renacido conjunto puede ser la que esté retrasando algunos pasos a seguir en ese intercambio de jugadores que ya se produjo la pasada temporada y, todo hay que decirlo, con acierto y éxito.

El último as en esta baraja es el Ciudad Rodrigo. También se desconocen bastantes cosas del conjunto farinato pero hay una clara, que mantiene a Aris Marcos y, donde va él va su filosofía, así que será una garantía de trabajo, lucha y esfuerzo como ya se vio la pasada semana en el triangular ante Unionistas y Valladolid B.

Seguro que esta ‘ensalada’, con un buen aliño de algunos jugadores de la tierra con experiencia, con algo más de transparencia mediática en vez de arrastrar a los medios a una desidia que les lleva a ocupar el furgón de cola del noticiero, sería un primer plato de primer nivel en el menú de los amantes del buen fútbol charro, pero me da a mí que, si además tenemos en cuenta que al menos tres equipos de 18 descienden en el grupo (más posibles arrastres), puede convertirse en un sufrimiento continuo que acabe minando también la maltrecha moral de muchos de sus aficionados.

Así que esperamos que todo lo dicho de un giro a la situación y podamos asistir a una Tercera RFEF ‘de muerte’ pero en el buen sentido. En el que cada partido sea una final y los hinchas la vivamos como tal, con toda la intensidad del fútbol de toda la vida. De esos equipos con los que nos hemos criado y que ahora compiten juntos en una categoría que, pudiendo ser una cabeza tractora, es muy probable que se convierta en un volquete del que, el que pueda, salte lo antes posible.

Autor

Periodista y comunicador. Licenciado por la Universidad Pontificia de Salamanca.