María Tomás: “Salamanca es una ciudad que lo tiene, bajo mi punto de vista, todo”

- en Educación
  • Desde la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid ha llegado María Tomás hasta Salamanca como estudiante de SICUE en la Universidad Pontificia

Cada año, miles de estudiantes eligen Salamanca como destino de ERASMUS o SICUE ya no sólo por su calidad educativa a nivel universitario, sino por la cuna de diversidad cultural y riqueza histórica que la ciudad ofrece. Es el caso de María Tomás, una joven gaditana, que desde Madrid ha aterrizado en tierras charras para disfrutar en este caso, de un cuatrimestre completo de experiencias debido a la beca SICUE.

María, ¿Qué estás estudiando en tu Universidad de origen?

En mi universidad de origen, la Rey Juan Carlos, en Madrid, estudio Lengua y literatura española + Periodismo, pero aquí, en la Pontificia de Salamanca solo estoy haciendo Periodismo. Estoy en quinto.

Cuéntanos un poco de ti, ¿quién es María?

No tengo mucho misterio: soy una chica de Cádiz que, aún no sabe muy bien ni cómo ni por qué, acabó viviendo en Madrid con dieciséis años. Quizás lo que más me defina es mi pasión por la literatura. Soy de esas personas a las que le das un libro y te puedes olvidar de ella durante horas. También me puedes soltar en una biblioteca y dejar que me olvide del mundo por un rato.

Porque para mí no hay sitio donde soy más libre que en una biblioteca. Para mí, los libros no tienen dueño, y quizás esa visión también me defina. Y me va a disculpar Joan Margarit, pero para mi la libertad no es una librería. La libertad es una biblioteca. Porque ¿Qué hay más libre que un espacio donde todo es compartido? Donde nada tiene dueño, donde todos piensan – o lo intentan – y comparten silencio.

Esa es María, una andaluza un poco perdida todavía por la Meseta, enamorada profundamente de la literatura y de los libros, y con una visión un poco distorsionada – quizá para algunos – de la libertad.

¿Cuál fue tu proceso para decidir que querías experimentar una beca de movilidad SICUE?

Realmente fue un poco por azar. Un día tomando un café con una amiga me comentó que un chico de nuestra clase había aplicado para una beca SICUE, yo no sabía qué era ni en qué consistía. En cuanto empezó a contarme qué era eso de la movilidad SICUE no lo dudé: quería hacerlo. Miramos el plazo de inscripción y acababa al día siguiente, así que la decisión estaba tomada.

¿Por qué elegiste Salamanca para estudiar?

Por amor a la literatura. Yo ya había visitado antes la ciudad y me había quedado enamorada de ella. Al principio pensé en un destino que tuviese playa, ya que me siento muy unida al mar, pero vi Salamanca entre los destinos y pensé en poder pasear todos los días por las mismas calles que pisaron Fray Luis de León y Unamuno… Y lo tuve claro.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando te dieron el destino de SICUE aquí?

Al principio no me lo podía creer. Pensé: “hasta que no esté allí con las maletas no es real”. Ya luego empecé a pensar en el frío que pasaría en invierno.

¿Por cuánto tiempo estarás en Salamanca estudiando?

Tan solo el primer cuatrimestre, hasta finales de enero, aunque si por mí fuera me quedaría el curso completo.

¿Ha cambiado tu forma de percibir la ciudad el hecho de ya formar parte de la comunidad estudiantil salmantina?

En cierta manera creo que sí. Aquí en Salamanca hay una comunidad estudiantil muy fuerte y como tal te sientes muy arropada desde el principio, tanto en la universidad como fuera de ella. Aunque sí es cierto que, al menos en mi experiencia, en Salamanca existe un sentido de comunidad muy arraigado que te hace sentir como en casa muy rápido.

¿Crees que Salamanca está cambiando tu manera de ser y vivir? ¿Por qué?

Sin duda. Salamanca me ha permitido descubrir que soy capaz de ser independiente. Además, después de haber vivido estos últimos años en una ciudad frenética como es Madrid, Salamanca me ha permitido volver un poco a ese ritmo de vida pausado que necesitaba.

¿Cuáles son las tres cosas que más te gustan de estar aquí?

La primera, que es una ciudad pequeña a la que se puede llegar a casi todos los sitios andando, y eso para alguien que ha vivido los últimos años en Madrid, es algo muy valioso. Por supuesto, la historia y la literatura que hay en cada rincón de la ciudad. Y por último el ambiente estudiantil de los fines de semana, es algo de lo que no puede presumir siquiera Madrid.

¿Y las que menos?

El frío, sin ninguna duda.

¿Cuál es la rutina de una estudiante de SICUE en Salamanca?

Creo que una rutina muy similar a la de cualquier otra estudiante. Ir a clase, organizar el piso, hacer alguna práctica o trabajo y por supuesto salir con tus amigos. Quizás lo más complicado son los primeros días, cuando aún no conoces a nadie y tienes que lanzarte a socializar.

¿Has experimentado diferencia entre la forma de enseñanza entre tu Universidad y la Universidad Pontificia de Salamanca?

Sí. En la Pontificia los profesores son mucho más cercanos, te tratan de tú a tú, cosa que se agradece, también es cierto que el volumen de alumnos es mucho menor. Las clases en la Pontificia son más prácticas, en mi universidad de origen se apoyan mucho más en la teoría y la práctica la tienen como algo accesorio, aquí es al contrario.

Si actualmente tuvieras que elegir, ¿volverías a elegir Salamanca como destino?

Sin duda, una y mil veces.

¿Crees que la calidad de vida de los estudiantes salmantinos es alta o baja?

Alta. De hecho, bastante alta.

Un consejo para aquellos que se embarcan próximamente en la aventura de marcharse de SICUE o de ERASMUS

Que no se lo piensen mucho, porque cuanto más lo piensen más miedo da, irse a otro sitio a estudiar siempre da un poco de “vértigo”, pero al final te das cuenta de que es lo mejor que podrías haber hecho.

¿Recomendarías Salamanca como destino para estudiantes que están buscando marcharse de SICUE? ¿Por qué?

Muchísimo. Salamanca es una ciudad que lo tiene, bajo mi punto de vista, todo: historia, belleza, entretenimiento, ocio, vida nocturna. Lo que quieras lo puedes encontrar. Y, además, ambas universidades (tanto la USAL como la UPSA) destacan por su calidad. Yo como estudiante, no podría pedir más.

 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios