¿Cuáles son los factores de motivación laboral actuales?

- en Empresas
Laura Nieto

Hace ya algún tiempo que se percibe un cambio de tendencia en las empresas con éxito, la clave parece estar en cómo ponen el foco en sus equipos, poniendo de verdad como prioridad el cuidado de sus empleados.

Ya no es posible un crecimiento empresarial sin tener en cuenta el bienestar de las personas que trabajan en la organización. Pero, ¿sabemos cómo potenciar a las personas que trabajan en las empresas? ¿Están los líderes y gestores de equipos formados adecuadamente para retener el talento en la empresa y motivar de la mejor manera? ¿Saben qué buscan las personas en un trabajo?

Desde Negocios con Korazón hemos pensado que la mejor manera de saber qué buscan las personas es preguntándoselo. Hemos hecho una encuesta en la que, entre otras preguntas, las personas debían elegir cuáles eran sus factores de motivación laboral, tanto para postularse por una oferta de trabajo como para decidir poner fin a una relación laboral, y estos han sido los resultados.

La importancia de la motivación

Empecemos por ver la definición de motivación según la RAE. Se define motivación como el “conjunto de factores, internos o externos, que determinan en parte las acciones de una persona”.

Llevada la definición al entorno laboral, la pregunta es: ¿Cuáles son los factores que mueven a una persona a tomar acción en su trabajo, bien sea para incorporarse a uno a para decidir dejarlo?

El tiempo que pasamos en el entorno laboral es muy importante, supone una gran parte de nuestra vida y, cada vez más, las personas valoran tener un trabajo que les aporte calidad en todos los sentidos. Somos conscientes de la gran repercusión que tiene en nuestras vidas (e incluso en nuestra salud) ir cada día a un trabajo que no nos gusta, en el que no se nos valora o incluso en el que no se nos tiene en cuenta.

En el otro lado están las empresas:

Las consecuencias que supone para las organizaciones tener equipos motivados se refleja directamente en sus cuentas de resultados y, por el contrario, la desmotivación de los equipos, la apatía o resignación laboral de algunas personas o los altos índices de rotación que supone la salida del talento de la empresa, suponen para las empresas un importante coste en forma de tiempo y dinero.

Parece entonces que prestar atención a la motivación laboral es beneficioso para ambas partes y que cuidarlo supone obtener una relación win-win en la que ambas partes salen beneficiadas.

Estudio sobre motivación laboral

Con este objetivo en mente decidí desde Negocios con Korazón comenzar un estudio sobre motivación laboral y preguntar: ¿Cuáles son los factores que más valoras a la hora de elegir un trabajo? O ¿Qué hace que alguien quiera dejar el trabajo que tiene y buscar otro?

Los 5 factores que motivan a las personas a escoger un trabajo son:

  1. Que te guste el trabajo que realizas: Parece imprescindible que las labores o tareas que realizas te gusten para que decidas escoger un trabajo. Como ya hemos dicho, el tiempo que pasamos en el entorno laboral supone una parte muy importante de nuestra vida como para dedicarla a hacer algo que no nos gusta. Nada motiva más que hacer aquello que te gusta.
  2. Políticas de conciliación familiar: Cada vez más las personas valoran que la empresa facilite la conciliación, de manera que el trabajo se integre y se adapte a la manera en que cada uno quiere vivir. Atrás ha quedado la idea de que adaptemos nuestra vida al trabajo y éste se convierta en el centro de todo.
  3. Sueldo: En tercer lugar y prácticamente empatado con el cuarto puesto se encuentra el que algunos piensan que es el único motivador laboral, el dinero. Seguramente has escuchado más de una vez decir a alguien que la gente sólo trabaja por dinero. Es muy probable cuando este es el único motivo que la desmotivación no tarde en aparecer en tu vida laboral (si no lo ha hecho ya).
  4. Contrato laboral indefinido: Parece que la gente busca la seguridad que da la firma de un contrato laboral indefinido. Quizás forma parte de la visión que tenemos como sociedad del mercado laboral, en el que encontrar a personas emprendedoras es en ocasiones difícil. Sin duda pienso que esto merece una reflexión.
  5. Tener autonomía en el trabajo: A las personas les gusta sentir que tienen libertad para planificar y ejecutar sus trabajos, sentir que se las valora y confía en ellas para realizar sus funciones. En muchos casos una delegación eficaz y un buen liderazgo son necesarias para que la persona se sienta autónoma en su puesto de trabajo.

No menos importantes son los motivos por los que una persona quiere poner fin a una relación laboral, con las consecuencias que ello conlleva tanto para la empresa como para el trabajador.

Los cinco principales factores que hacen que una persona quiera dejar un trabajo son:

1. Clima laboral:

El principal motivo por el que una persona decide dejar un trabajo es el mal ambiente en el trabajo. Es la primera razón por la que el talento se va de las empresas. Es imprescindible que las empresas cuiden el clima laboral y presten atención a sus equipos. Aquí te dejo algunas recomendaciones para mejorar el clima laboral en las
empresas.

2. Promesas incumplidas por parte de la empresa:

La diferencia de expectativas entre empresa y trabajador, malos entendidos en cuanto a condiciones laborales o directamente promesas falsas son más habituales de lo que nos gustaría y se postulan como la segunda causa por la que las personas deciden dejar un empleo (con un porcentaje bastante importante).

3. Turnos/Horarios inflexibles:

Relacionada con el segundo de los motivadores laborales, la existencia de horarios rígidos o de trabajo a base de turnos hacen que las personas se desmotiven y quieran marcharse de nuestras empresas. En algunos casos no es posible adaptar los horarios pero, en otros muchos sectores y trabajos, en los últimos años hemos visto que hay
otra manera de trabajar cuando antes parecía impensable para algunas empresas.

4. Sentirse infravalorado económicamente:

Hay una sencilla fórmula que aprendí hace tiempo: En la vida en general, y en el ámbito profesional en particular, debe existir un equilibrio entre lo que uno da y lo que recibe. Trasladando esto al área laboral, si una persona siente que está aportando a la empresa mucho más de lo que recibe (en forma de sueldo, incentivos, reconocimiento o cualquier otro mecanismo de retribución) se desmotivará y si tiene el valor suficiente para salir de la empresa, buscará un lugar en el que la valoren como ella piensa que se merece. Incluyo aquí, por la cercanía en la puntuación obtenida, sentirse también infravalorado profesionalmente.

5. Trato impersonal por parte de la empresa:

Podríamos resumirlo en “sentirse un número”. Las personas necesitamos sentir que importamos en la empresa y la falta de conocimiento de los equipos, sobre todo en las grandes empresas, es más frecuente de lo recomendable. En esta webinar (que hice en colaboración para el Programa Empresas Amigas de la USAL) puedes ver la importancia
de conocer a las personas que trabajan en nuestros equipos y algunas herramientas.

Estas son las respuestas que me dieron las personas que decidieron participar en la encuesta.

Este estudio no pretende ser más que una “foto” de la realidad (al menos de la realidad de las 255 personas que participaron). Hubo otras preguntas, si te interesa el tema tienes más información en www.negociosconkorazon.com

Autor

Coach ejecutivo, consultoría y formación. Especialista en motivación laboral y cultura empresarial en Negocios con Korazón.