Las Murallas de Salamanca

- en Historia
Cerca Vieja muralla deSalamanca

La muralla trata de un conjunto defensivo que protegía antiguamente la ciudad. En la actualidad solo se conservan pequeñas zonas de esta, ya que ha sido destruida en su mayor parte. Esta pequeñas partes que se conservan están emplazadas en las zonas cercanas al Huerto de Calixto y Melibea.

Las murallas dividen a la ciudad en dos recintos, el primero y más antiguo que data de la conquista romana a la ciudad, denominado Cerca Vieja cuyo centro es la Plaza del Azogue Viejo, plaza que se encuentra en las cercanías de la Catedral. Y el segundo y más nuevo, denominado Cerca Nueva, cuyo centro es la Plaza Mayor, data del siglo XII. Ambas murallas han ido desapareciendo a finales del siglo XIX.

La Cerca Vieja poseía cinco puertas de entrada al recinto amurallado, ellas son: la Puerta del Río, también conocida como la de Hércules o de Aníbal, el Postigo Ciego, que da al puente viejo, el Portillo de San Juan del Alcázar, hacía el oeste, la Puerta del Sol, orientada a la salida de sol, el este, la Puerta de San Sebastián, junto a la iglesia que le da nombre.

Cercano a esta cerca se encuentra la Cueva de Salamanca, una cripta de la antigua Iglesia de San Cebrián.

La Cerca Nueva poseía trece puertas, y solamente tenía dos en común con la Cerca Vieja, y estas son el Portillo de San Juan Alcázar y la Puerta del Río. Las demás son la Puerta de San Pablo, Puerta Nueva, las dos Puertas de Santo Tomás, la Puerta de Sancti-Spíritus, Puerta de Toro, Puerta de Zamora, Puerta de Villamayor, la Puerta de San Bernardos, Puerta Falsa (denominada también como Puerta de San Hilario o de San Clemente), la puerta de San Vicente de los Milagros.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios