Los toros en Las Arribes

- en Historia
25

La situación en el Renacimiento,en las localidades principales de las Arribes es muy floreciente, y los mozos pueden permitirse el costear festejos, como el caso de las fiestas del toro. Lo habitual en la segunda mitad del siglo XVI parece ser lidiar y torear un toro. Ya antes de 1.565 está comprobada la presencia de estas fiestas en Aldeadávila y en Ciudad Rodrigo. El autor Eusebio Fernández ha extractado de los archivos municipales de Aldeadávila de la Ribera, que en 1.575 los mozos de Aldeadávila vuelven a comprar un toro, después de 10 años de prohibición eclesiástica. Por tanto, los encierros de toros en Las Arribes proceden de 1565, como mínimo. Para ello el pintor Juan Bautista entrega como aportación la cantidad de 10 ducados. Por aquel entonces, en Ciudad Rodrigo la afición también era grande, y la prohibición llegó nada más y nada menos que de mano del Papa: “En Ciudad Rodrigo, en el siglo XVI se corrían toros en la Plaza Mayor todos los días de fiesta en verano, y a veces también en invierno. Era tal la afición mirobrigense a los toros, que cuando el Papa prohibió las corridas “a coso cerrado” descubrieron la manera de burlar esta prohibición, y comenzaron a correr los toros por las calles de la ciudad cerrando las murallas, incluso por las noches.

De finales del s.XVII parece proceder la célebre copla “El Toru de Aldeadávila” recogida por el Padre agustino Fray Alonso Sandín, natural de Aldeadávila, y rescatada por el filólogo Dámaso Alonso en 1.907 en Mieza, lo que parece indicar su difusión por todas las Arribes. Podría tratarse de un hecho trágico que conmocionó mucho a la población de la comarca.

Toreu, tira la capa,

Toreu, tira el capoti,

Toreu tira la capa,

Mira que el toru te cogi

Toreu sal de la plaza…

La música tradicional de LAS ARRIBES (La Ribera de Salamanca), y sus coplillas se conservan admirablemente en todos los pueblos de la comarca. En Aldeadávila, como núcleo significativo, se conservan dichas tradiciones, y de los años 60 y 70 destacamos estas dos colpillas decicadas al “Tío Veneno” popular tamborilero de la villa:

Tamborilero el Veneno

y el Rondiche bailador,

tocando las castañuelas,

el mejor, el tío Troncón

En un pueblo riberano,

hay boda de postín,

toca el tamboril el Vene,

baila la ROSCA el Martín

Dámaso Alonso denominó el Toro de Mieza, a esta antigua copla del siglo XIX de Las Arribes:

El Torito de este año

ya lo tienen ajustado

que lo ajustaron de noche

por eso dicen que es bravo

que lo ajustaron de noche…

por eso dicen que es bravo…

Son muy interesantes, los encierros y corridas de toros tradicionales en Villarino de los Aires, Mieza, y los que se realizan con caballos (boyeros) en Aldeadávila de la Ribera y Villavieja de Yeltes.

Autor

Redacción
Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.

Noticias relacionadas