Origen del término “Arribes”

- en Historia
21

La solución etimológica dada por los lingüistas ha sido el término latino “Ad-ripam”, que recogen numerosos estudios como “junto a la orilla, en la ribera”, y más exactamente como “subir a la orilla”, “hacia la ribera”. Recientemente la profesora Yolanda Congosto Martín señala que en el dialecto astur-leonés derivaría en el sustantivo “arribes”, y en el castellano en el adverbio “arriba”, no muy alejados ambos términos de “Ribera” que se usó como nombre de esta comarca en su parte central, desde Villarino de los Aires hasta saucelle, hasta los años 80 del siglo pasado, y que conservan la mayor parte de estos pueblos en la toponimia.

Pero la relación que más nos interesa, es la de “Rivas” nombre de la aldea que existió al sur de Aldeadávila, próxima al Picón de Felipe, y en el camino de Laverde.

Un uso antiguo del término “Arribes” lo encontramos en el año 1.776 por el párroco de La Mata de la Armuña, cuando al describir la compleja historia de Laverde, y del Convento de Santa Marina se refiere:

“sus Moradores huyendo la barbara furia procuraban evitàrla, poniendo tierra por medio, unos retiràndose à las Montañas, y defendiendose otros entre las breñas y matorràles de las arrivas de el Duero…”

El mismo empleo de el término ad-ripam en sus diversas evoluciones implicaría la gran antigüedad del poblamiento, pero este autor Bernardo Dorado se hace eco de la tradición que circulaba entre los frailes franciscanos de Laverde en el siglo XVIII:

“…discurrieron por toda ella llegaron à un grande Pueblo, oy corta Aldèa cerca de el Duero, y sitio donde oy el Convento de la Verde, llamado La Suses (cuyo nombre aun retiene)…”

El término Rivas aparece en varios documentos de la Alta Edad Media, ya desde mediados del siglo XII. En 1.269 se tiene registrado uno de los primeros documentos en el que aparecen juntos los términos Aldeadávila y Rivas: Sepulturas de Rivas

“…et in Villoriola perpetuo et irrevocabiliter valitura, ac donationes qua in Ribiela, et in Aldea de Avila et in Quintana pro me penitus revocata, loco cuius revocationis facte, videlicet, de Ribiella, de Aldea de Avila, et de Quintana…”

Este es un documento de cesión de territorios a la Orden de Santiago. Dicha orden, en la Extremadura Leonesa tuvo extensas propiedades en Rivas, Laverde, Aldeadávila y Barruecopardo.

De esta manera el término de la aldea de Rivas, estaría entroncado etimologicamente con Arribas, y con su significado “SUBIR A LA ORILLA”. Tendría un origen geográfico, de la propia orografía del terreno en la que se asentaba: en unos riscos cercados por el Duero y el Ropinal. El término Ropinal también podría estudiarse su asociación con esta misma toponimia.

Durante su llamada “crisis ideológica” de 1.897 el rector de la Universidad de Salamanca se preocupa principalmente por las soledades de paisajes y “retiros” como el de Las Batuecas y éste de Laverde. En la Revista “Ecos Literarios” en marzo de 1.898 dice:

“Mas ya al llegar a unos sobreros se nos abrió de pronto el tajo por cuyo seno corre el aroyo del Rupinal y en el fondo las escarpadas y sombrías paredes de Portugal. En aquellas desoladas vertientes del Rupinal, cerca del caño de Fuentemendo, dicen que hubo un pueblo…”

En resumen, los términos “ad-ripam”, “Arribes”, “Arrivas”, “Ribera”, y los toponímicos “Rivas” y “Rupinal” tendrían el mismo origen lingüístico.

Autor

Redacción
Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.

Noticias relacionadas