Toribio Núñez Sessé

- en Historia
17

Toribio Núñez Sessé (Coca, 1766 – Sevilla, 1834), filósofo, político y traductor español.

Biografía

Tras realizar los estudios de latinidad en Arévalo, y una vez fallecido su padre, se traslada a la edad de 14 años con su familia a Salamanca donde, bajo la protección de la esposa de Juan Meléndez Valdés cursó Artes, Cánones y Jurisprudencia entre 1780 y 1792. Alumno y amanuense de Ramón de Salas. Sustituyó durante tres años varias cátedras de Humanidades y Cánones y opositó, sin éxito, a distintas cátedras de Filosofía, Derecho Eclesiástico, Colecciones Canónicas y a la de Instituciones Canónicas en dos ocasiones (1792 y 1794).

Para paliar un tanto la contrariedad producida por estos fracasos, la Duquesa de Alba le confia la administración de sus bienes y casa de Sevilla, donde se dedicará a los negocios y al comercio, obteniendo rentas suficientes para, una vez sin trabajo, retirarse «á vivir entre las sierras de Castilla donde conservaba parientes y amigos», pudiendo entonces dedicarse a lo que siempre fue su gran afición, la lectura.

En 1812 es nombrado Bibliotecario de la Universidad de Salamanca, cargo desde el que intentará poner todos los medios posibles al alcance de la juventud estudiosa para lograr su instrucción en los ideales modernos. Prueba de este compromiso será su participación en el Informe de la Universidad de Salamanca sobre Plan de estudios, ó sobre su fundación, altura y decadencia, y sobre las mejoras de que es susceptible; con este propósito presentó un proyecto de Ley sobre la Instrucción Pública elaborado en 1813, presentado a las Cortes en 1814, olvidado durante seis largos años y publicado finalmente en Salamanca, precedido de un discurso preliminar escrito por el propio Núñez con posterioridad a 1814, en la imprenta de Vicente Blanco, en 1820. De la participación real que cupo a Núñez en la elaboración del mismo, da cuenta éste a su maestro Bentham, en los siguientes términos:

Acepto y espero con ansia la oferta que me haceis de vuestras obras, y os remito en agradecimiento, porque no puedo llamarlo recompensa, ese plan de estudios que se presentó por esta Universidad á las Cortes del año 14, en que tengo mucha parte, y en que está estendido por mi el bosquejo de nuestra historia literaria y el discurso preliminar del mismo proyecto. En él vereis que vuestros principios están acomodados al estado de nuestras luces y costumbres desde aquella época (…); y que en él se proponen para la enseñanza de nuestra juventud vuestros elementos de jurisprudencia y legislación. (T. Nuñez, Carta de Núñez a Bentham, Imp. de Vicente Blanco, Salamanca 1822, pág. 10).
En este «Discurso preliminar» al Informe Núñez recomienda por primera vez no separarse de la vía abierta por Kant. Este proyecto salmantino no fue aprobado por las Cortes, y el regreso de Fernando VII dio al traste con este intento de introducir en el país ideas modernas y liberales. Inmediatamente se ordenó una visita a la Universidad de Salamanca, que trajo consigo la consiguiente depuración de los principales elementos ilustrados y liberales de la Universidad, Miguel Martel, Juan Justo García y Toribio Núñez, para quienes se dispone en R.O. de 16 de septiembre de 1816, que sean separados de la Universidad, lo que se hizo durante cuatro años hasta el día 13 de junio de 1820 en que se ordena la reintegración de dichos profesores a sus anteriores puestos, que en el caso de Núñez tardó un año más en llevarse a cabo.

Durante estos años Núñez se retiró a la Villa de Piedrahíta en compañía de su amigo el escritor librepensador José Somoza; allí se dedicó principalmente a leer y escribir. Como fruto de su trabajo, apenas restaurada la Constitución en 1820, saldrán a la luz su Espíritu de Bentham. Sistema de la Ciencia Social, exposición general de la doctrina de Bentham, que se presenta, a su vez, a modo de introducción a la publicación de las obras del jurisconsulto inglés, que Núñez pensaba publicar, refundidas al castellano, por el sistema de suscripción, y al año siguiente el primer tomo de estas obras bajo el título Principios de la Ciencia Social o de las Ciencias Morales y Políticas.

Durante el Trienio liberal redactará un informe sobre el Código Penal de 1822, siendo además elegido diputado por la provincia de Salamanca (1822-1823), miembro de la Diputación Permanente de Cortes en 1823, formará parte de la Comisión encargada de formular el Código de procedimientos. Siguiendo en su peregrinar a las Cortes, Núñez se trasladará a Sevilla donde, tras la disolución de las mismas, vivirá con su familia, en estado de bastante indigencia, hasta 1834 en que fallece víctima del cólera.

Tradujo de su maestro Jeremías Bentham Obras ordenadas conforme al sistema del autor original y aplicadas a la Constitución española, Salamanca, 1820-1821, Sistema de la ciencia social, Salamanca, 1820; Principios de la ciencia social, Salamanca, 1821; Ciencia social, Madrid, 1835. Posible colaborador del Semanario Nacional, Político y Científico de Barcelona, 1820.

Fue uno de los primeros en conocer y divulgar en España la doctrina de Kant a través de la obra de Charles de Villers Philosophie de Kant ou Principes fondamentaux de la philosophie transcendentale, publicada en Metz en 1801. Intentó llegar a una especie de síntesis entre el Benthamismo y el criticismo kantiano en la que es sin duda su obra más importante, Principios de la Ciencia Social ó de las Ciencias Morales y Políticas, que ve la luz pública en Salamanca, en la imprenta Nueva de D. Bernardo Martín, en 1821. En esta obra, al tratar el tema de los «Delitos contra la condición del Estado por faltas del poder judicial», cree necesario Núñez introducir toda una amplia e interesante reflexión sobre la nueva situación española y sus exigencias, concluyendo en la necesidad de introducir una lógica de la moral o lógica de la voluntad.

Autor

Redacción
Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.

Noticias relacionadas