Restaurantes salmantinos: Restaurante Pucela

- en Hosteleria

El Restaurante Pucela data del 8 de abril de 1960. A unos días de cumplir 61 años de vida el establecimiento ha estado a cargo de la misma familia. Fue inaugurado por Nicolás González y Ángela Benayas como una tasca donde se daban cita todos los conocidos de la zona. Cuando Nicolás se jubila pasa a manos de sus hijos José Luis y Manel Gonzalez Benayas en abril de 1980, haciendo estos que el restaurante se convirtiese en un referente gastronómico. Ambos hermanos han conseguido mantener su estricta tradición con ese encanto que les ha caracterizado.

Con el relevo generacional de sus hijos reforman el restaurante en el 2001 y apuestan por un mix de modernidad y tradición, siendo reconocido y valorado entre los mejores restaurantes nacionales por diversas publicaciones de nuestro país.

Hace un año el mundo de la gastronomía perdía con su fallecimiento a uno de los grandes Chef del panorama nacional. José Luis González, jefe de cocina del “Pucela” deja un vacío en los fogones difícil de sustituir. A día de hoy, se le recuerda con cariño y nostalgia por la excelencia de sus platos que fueron servidos y degustados por los paladares más exigentes del panorama nacional e internacional. El buen hacer de su cocina le hizo ganador del prestigioso “SOL” de la Guía Repsol a la excelencia culinaria.

En la actualidad su puesto ha sido ocupado por el equipo que tenía a su mando José Luis González. Profesionales que siguen las pautas y directrices que dejase el maestro durante tantos años de trabajo, esfuerzo y dedicación. Equipo al que transmitió el amor por la cocina, el saber manejar el producto fresco y de calidad de temporada, y la satisfacción de saber que sus comensales se van con el placer de haber disfrutado de platos, ingredientes y técnicas con exquisita tradición culinaria.

Icónico “Pucela” ubicado en la zona trastormesina de la ciudad, al que no dudan en desplazarse actores, intelectuales, políticos, celebridades nacionales e internacionales, escultores, pintores, aristócratas y por supuesto, su clientela fiel tanto salmantina como visitantes al que le gusta el buen comer. Manel tiene claro que lo mejor de su restaurante son sus clientes, muchos de los cuales no hace falta preguntarle que desean porque sus peticiones culinarias son de sobra conocidas por el equipo que conforman el restaurante.

El restaurante “Pucela” cuenta con varios salones, uno donde se pueden celebrar todo tipo de eventos, reuniones y comidas familiares y el otro es el restaurante principal, en estos momentos cuenta con un número máximo de mesas debido a las exigencias de la pandemia, actualmente sus medidas de seguridad hacen que el cliente se encuentre en un lugar seguro y con todo tipo de comodidades a su alcance. En el exterior del local se puede disfrutar de una amplia terraza con vistas espectaculares a la zona monumental de la ciudad.

El “Pucela” se caracteriza por contar con gastronomía tradicional basada en las mejores carnes del momento, la top es T-BONE (de la raza Angus), pescados y mariscos de temporada y deliciosos postres caseros que hacen las delicias de todos sus comensales.

Todos sus platos aúnan vanguardia e innovación pero siempre fiel a la tradición que ha continuado de generación en generación. Comenta Manel que es un lugar, en el que en sus mesas se puede disfrutar de excelentes asados, una selección de entrantes característicos de la casa, carnes, pescados, siendo todo ello acompañado por una variada carta de vinos con Denominación de Origen de toda España y vinos de calidad de países extranjeros.

Famosas sus Jornadas Gastronómicas anuales en las que el lleno está asegurado por el exquisito producto que presenta cada temporada.

¿Cual es la clave de su éxito? Fundamental que el restaurante cuente con un equipo formado, motivado, considerado y dirigido por un profesional. Manel ha conseguido formarlo y posicionarse como uno de los grandes profesionales de la gastronomía salmantina.

Manel ha conseguido no perder la esencia que les caracteriza, fundamental ha sido mantener como base su cocina tradicional combinada con las técnicas más innovadoras del momento utilizando los ingredientes frescos con sabor de la tierra. Parte primordial para conseguir ese éxito ha sido mantener vivo su sello personal consolidado por su variedad, calidad y tradición culinaria.

El equipo de profesionales que conforman el “Pucela” ha sido fundamental para la consolidación del restaurante. Esto ha sido la base del éxito porque su cliente se ha visto satisfecho porque sabe que la atención y la materia prima del restaurante van en consonancia con lo que se paga.

La pandemia ha creado meses de incertidumbre pero Manel ha sabido reinventarse y tener un servicio personalizado a sus clientes para recoger en el restaurante.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios