Depresión y Ansiedad, las enfermedades de España

- en Salud
  • Está claro que las muertes por suicidio han aumentado a nivel mundial debido a las consecuencias indirectas que nos ha traído la pandemia. Especialmente en nuestro país, donde la depresión y la ansiedad, que las mujeres son más propensas a padecer, se han erigido como las principales enfermedades mentales de nuestros jóvenes. Situándose en una media mayor (20.8%) que la media europea (16.3%), y que el resto de países de Europa a nivel general, seguida solo por Portugal (19.8%) e Irlanda (19.4%), según el último informe de UNICEF.

La depresion y la ansiedad no son nada nuevo, ya en 2018, a través de un estudio titulado “Ideación suicida en una muestra representativa de adolescentes españoles”, publicado en la “Revista de Psiquiatría y Salud Mental”, salía a la luz que un 4% de los adolescentes españoles había realizado alguna tentativa de suicidio a lo largo de su vida, mientras que un 7% aproximadamente, refirió un nivel de ideación suicida elevado. Cabe esperar que el nivel haya ido aumentando progresivamente, a raíz del desarrollo de los acontecimientos estos últimos años.

Como causas principales para el creciente pico en depresión y ansiedad en España, habría que mencionar los efectos disruptores que la pandemia ha tenido sobre el equilibrio mental, hábitos y rutinas de los adolescentes.

Tener la sensación de que te puede tocar el COVID en cualquier momento, la reclusión en el hogar, la imposición de un estilo de vida mayormente virtual, privado de una interacción humana básica a nivel orgánico, más allá del círculo familiar. O lo más importante, las expectativas frustradas, han hecho que tanto la depresión como la ansiedad, crezcan en los jóvenes españoles en torno a un 1.5% cada año.

Por otro lado, un entorno de inserción laboral poco abierto y acogedor, una situación económica mundial de crisis que favorece la escasez de oportunidades, una cultura española orientada hacia la escalada a través de los contactos, y en general el desequilibrio social y político a nivel mundial, no hacen sino empeorar las cosas para los jóvenes. Pues cada vez se encontrarán con más retos para poder destacar y hacer algo significativo con sus vidas.

Adicionalmente, mientras que hay países que tienen una cultura del optimismo, España en algunos aspectos tiene una cultura orientada hacia el fatalismo. Una cultura que prevalece y crece sobre todo en el ambiente educativo, tanto en escuelas como universidades, que en muchos casos se construyen como un ambiente en el que se reprimen los sueños de los estudiantes.

No podemos olvidar, que el sistema del funcionariado en educación, muchas veces permite tener a auténticos desequilibrados enseñando a niños y adolescentes. He visto, con mis propios ojos, a profesores de educación primaria diciéndole a sus alumnos que solo iban a valer para ser basureros, pegándoles tirones de orejas y rompiéndoles reglas en la mano hace ya una década.

Por otro lado, dentro de ciertas carreras universitarias, a testimonio de los estudiantes, algunos profesores les dicen a los alumnos que se olviden directamente de encontrar trabajo, y que aprendan a adaptarse a una realidad diferente para buscarse la vida.

Se ha de mencionar que este pesimismo cultural ha sido confirmado a través del “Estudio Internacional de Salud y Bienestar Mental” desarrollado por el Grupo AXA, donde, en términos generales, un 33% de los españoles ve el futuro oscuro, frente a la media europea de un 31%. Mientras que un 55% de los españoles, considera que la salud mental es un aspecto que va a sufrir a largo plazo, haciéndolo la tasa más alta de toda la muestra europea.

Si hay que reconocer, que el Ministerio de Sanidad está empezando a tomarse en serio estos problemas, tal y como muestra en su nueva “Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud 2022-2026” donde se indica textualmente: “la atención a la salud mental de las personas y comunidades es condición indispensable para el desarrollo de calidad de vida y el ejercicio pleno de una ciudadanía en la que se conjuguen los derechos y deberes”.

Sin embargo, a día de hoy no se puede decir que se hayan producido cambios a nivel clínico y estructural, como para ayudar a parar las crecientes enfermedades mentales que se esparcen por España.

 

Enlaces a estudios empleados:

Unicef: https://www.unicef.org/es/informes/estado-mundial-de-la-infancia-2021

Axa: https://www.axa.es/documents/1119421/172077834/EstudioAXASaludBienestarMental2601.pdf/07010148-32a1-579e-cb51-80ffe39b2262

“Ideación Suicida”: https://www.researchgate.net/publication/318760821_Ideacion_suicida_en_una_muestra_representativa_de_adolescentes_espanoles

“Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud”: https://consaludmental.org/centro-documentacion/estrategia-salud-mental-2022-2026/

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios