9 Anuncios que marcaron a la Generacion Z.

- en Sociedad
  • Es innegable que la publicidad actúa como reflejo y catalizador, de la sociedad y cultura de una época, al igual que su intencionalidad. Pues al fin y al cabo, utiliza los recursos a su disposición, para crear un mensaje atractivo dirigido hacia grupos en concreto, con base en ideas clave y utilizando un sin fin de señas identitarias, que caracterizan a la sociedad en un momento determinado. 

Antes de entrar en los anuncios, no es de extrañar al fin y al cabo que la cartelería modernista fuera popular durante el modernismo, o que la publicidad de los 50-60 s en Estados Unidos tuviera ese estilo tan peculiar que reflejaba el ideal del “sueño americano”, puesto que buscaban atraer más que los ideales del comunismo. Por otro lado, en la actualidad prima el futuro, la novedad y también un poco de melodrama, pues es al menos la esperanza de un futuro alejado de todo lo que hemos sufrido estos años, lo que constituye la fuerza para muchos de nosotros. Aunque, sin embargo, todavía no podemos dejar de lado las referencias a todo lo que hemos sufrido, de este modo, todavía impera un tono melodramático que está diseñado para sacar a relucir las emociones. 

Cuando analizamos la publicidad de entre los 2000 y 2010, nos damos cuenta de que mientras algunas bases están ahí. Dicha actividad publicitaria se constituye de una manera más inocente y divertida. Es una publicidad soñadora como la actual, pero que se encuentra más aterrizada en la tierra, más humana y menos proyectada por la fuerza de ventas, propiciada por los «grandes» avances tecnológicos que se anuncian hoy en día. 

Es una publicidad que incluso, en algunos casos, se ríe de sí misma. Ante lo que estoy plenamente convencido, de que tiene que ver con la esperanza, que al menos nosotros, los españoles, pusimos en el cambio de siglo. 

Analizada de cerca, si podemos ver un crecimiento de este optimismo durante el boom económico español, y una caída progresiva tras el estallido de la crisis del 2008, y la aparición de las marcas blancas. 

Lo que es increíble, es como los anuncios, una cosa que puede parecer tan sencilla, son capaces de decirnos tanto sobre la época determinada en la que fueron producidos. Pensemos simplemente en el mítico anuncio de soberano de los 70.

Simplemente, a través de la construcción visual y los propios diálogos, nos encontramos con que España, hace 50 años, era un país muy distinto del que es hoy en día. Es un reflejo de la ideología y cultura de la época, que a través de un visionado de únicamente 1 minuto, nos da una idea aproximada del cómo se conformaba la estructura de la pareja, y los roles de género en la época. 

Es precisamente por ello, por lo que a la publicidad como tal, no se le puede tildar de «máquina de manipulación», o de fomentar las desigualdades. Puesto que si no hay una sociedad dispuesta a aceptar tales mensajes, entonces la publicidad no los va a incorporar. Al fin y al cabo, lo que interesa es hacer el producto atractivo y comunicar la marca, de una forma apropiada para el público al que va dirigido. 

Este artículo va a cubrir anuncios míticos que irán desde principios de los 2000, hasta el 2015. Con este artículo, buscamos llevaros hacia ese rincón de la infancia dominado por la nostalgia. Devolveros una serie de recuerdos que os lleven a otro momento, donde todo era más sencillo. 

Anuncios

  • “Chihuahua” – Coca-Cola – 2003
  • Monos Locos – 2007
  • Pipi Max – 2008
  • Habbo – 2009
  • “Yahel” – ColaCao – 2010
  • “Se necesita energía para ser niño” – Nutella – 2011
  • “Helados ke ilusionan” – Kalise – 2011
  • Joseba de Carglass – Carglass – 2013

  • “Un Palo” – Limón y Nada – 2013

Tras finalizar este recorrido, que ha pasado por la música, los juegos de nuestra infancia, el colegio, Iniesta, y algunos memes vivientes como fue “Joseba de Carglass”. Espero haber podido destilar el espíritu publicitario de principios/mediados de los 2000 en tan pocos anuncios, y haberos ofrecido un recorrido satisfactorio para que podáis andar con un poco de la energía positiva, que hace tanta falta últimamente.  

Para finalizar y como bonus, permitidme recordaros algunas otras marcas, como los Phosquitos, los Calipos, los Happy Hippos, Mixta, los Frigopies o los Bollycaos.

Ahora sí que podéis decir, «Recuerdo desbloqueado«.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios