Escapar del progresismo con 2 documentales imprescindibles.

- en Sociedad
  • Hace unos días acaba de hacer su debut el documental “What is a Woman?” en Estados Unidos.  Causando un gran debate en los medios, ataques por parte de los colectivos y sobre todo, una gran pregunta que todavía no ha sido respondida efectivamente por estos. ¿Qué es una mujer?. En este artículo te contamos todo sobre el documental, y uno más a modo de extra. 

Hablando del progresismo, es innegable el cómo, con el paso de los años, nuestra sociedad ha ido politizándose y dividiéndose así misma cada vez más. La polarización social ha provocado que, quienes defienden los derechos de los colectivos y las minorías, no siempre defiendan la libertad de expresión de todos. Pues se ha de tener en cuenta, que aquello que comenzó siendo una lucha, por perdernos en las mieles de la igualdad, que no “equidad”. Se ha convertido en una pugna por ver qué colectivo consigue ser el favorito, y por ende, obtiene más beneficios. 

Una cosa está clara, mientras que el “ofendidísimo” está a la orden del día, tal situación viene provocada por encontrarnos ante un mundo, donde muchos jóvenes ya no es que cumplan con el arquetipo del “Héroe” o el “Mártir”. Si no que caen directamente dentro del arquetipo “Víctima”, donde deben ser respetados, mimados, cuidados y desde luego son puros, inocentes e inmaculados, todo mientras levantan su propio ego, acabando por creer que merecen más de lo que han demostrado. Todo esto nos ha encaminado hacia la depauperación de la presunción de inocencia, la cancelación de las opiniones contrarias, y desde luego, una mayor desigualdad entre ambos sexos. Pero de eso no hablan los “medios”.

De este modo, para aquellos que quieran bajar del carro tan rápido como las acciones de Netflix a principios de año. Se os presentan 2 documentales, uno nuevo y otro más viejo, que os ayudaran a entender la otra perspectiva de los hechos. La perspectiva de los terribles “fachas”, “misóginos”, “machistas”, “opresores”, “tiranos del patriarcado” o como lo queráis llamar.

Antes de comenzar, sería correcto pedir tanto a los lectores actuales como a los lectores futuros, que mantengan una mente abierta. Sobre todo a los que formen parte de determinados colectivos, famosos por ser abiertos y maravillosos, pero que no necesitan ser mencionados.  

 

What is a Woman?

El documental de Matt Walsh, ya famoso en Estados Unidos gracias a su “Talk Show” y sus ideas controvertidas, explora uno de los aspectos más básicos de la naturaleza humana. ¿Qué es una mujer?.

Matt Walsh la acabo definiendo como “Una hembra humana adulta”, una definición biológica correcta y perfectamente aceptable. Sin embargo, la cosa se complica cuando decide sumergirse dentro del mundo de la cultura woke; lo que para nosotros sería el progresismo, donde la biología y la ideología libran una guerra encarnizada, por definir los aspectos más triviales de la vida. 

Durante el desarrollo del documental, Walsh entrevista a un gran número de individuos con trasfondos muy variados. Entre los que se encuentran, una terapeuta familiar y matrimonial de afirmación de género, un opositor transgénero de las transiciones médicas para menores, un cirujano especializado en cirugía de reasignación de sexo, el famoso psicólogo Jordan Peterson, e incluso una tribu maasai en Kenia. Todo para poder responder una sencilla y básica pregunta, mientras que denuncia otros problemas. Como las complicaciones en cirugías de reasignación de sexo, los atletas transgénero en los deportes femeninos, o el adoctrinamiento forzado a menores que los lleva a meterse cócteles de hormonas.

Volviendo a lo básico, cabe decir que la mayoría de personas afines a la cultura woke, no querían hablar del tema, o incluso parecían estar confundidas ante una pregunta tan simple. Al fin y al cabo, la filosofía de Walsh, se basa en la firme creencia de que la “ideología de género” no es capaz de aguantar el escrutinio, y que con un poco de audacia, mirando a la cara y haciendo una serie de preguntas básicas, que apunten a los cimientos sobre los que está construida, uno es capaz de vencerla. 

Es un documental interesante, que ahonda sobre algunos de los problemas identitarios más apremiantes en nuestra sociedad.

Hay que añadir, que el propio Matt Walsh ha recibido bastantes amenazas de muerte tras la salida del largometraje, y que durante el día del estreno en la página de internet de The Daily Wire, el periódico sufrió un ataque DDoS. Por lo que podéis estar seguros de que se van a tratar realidades incómodas.

 

The Red Pill

The Red Pill es un documental del 2016 dirigido por Cassie Jaye, una documentalista estadounidense, que antes de la realización del mismo se consideraba una feminista probada, convencida y escéptica.

En su TedTalk, comenta a la audiencia que su motivación inicial para realizar el largometraje se basaba en la idea de “Conocer a tu enemigo”. Sin embargo, mientras iba adentrándose en el mundo de los movimientos por los derechos de los hombres, su perspectiva fue cambiando poco a poco hasta el punto en el que termina por simpatizar con esos movimientos. Empezando a cuestionar sus propios puntos de vista sobre el género, el poder y el privilegio.

El documental lleva a Cassie por prácticamente todo Estados Unidos, entrevistando a los líderes e integrantes de varios grupos afines al movimiento por los derechos del hombre. Tratando temas como los altos niveles de suicidio, los accidentes laborales, las falsas acusaciones de violación, el reclutamiento militar, la falta de recursos para las víctimas masculinas de violencia doméstica y violación, los divorcios y las custodias familiares, la escasez de fondos para los hombres, la falta de tolerancia social y la misandria.

Es un documental donde se expone la otra cara de la moneda, donde se da voz a otra perspectiva, otro movimiento que difiere de lo que estamos acostumbrados. 

Huelga decir que la realización del documental le granjeo a Cassie el odio de sus antiguas “compañeras de armas”, boicots, y críticas como la expuesta por Julie Lalonde, fundadora de la sucursal de Hollaback en Ottawa, Canada, que afirmo: 

“Se está abusando de la libertad de expresión”, añadiendo “no todos tienen derecho a que sus películas sean proyectadas”. 

Teniendo en cuenta el grado de oposición, os queda garantizado que vais a pasar un rato interesante si decidís darle una oportunidad, pero tened cuidado, porque desafia el progresismo. 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios