Convento de los Capuchinos – Capilla de San Francisco

- en Historia
Capilla de San Francisco

Esta iglesia de estilo Barroco se comenzó a construir sobre el año 1746 como parte del Convento de San Francisco el Grande, también llamado “El Real”. Hoy es lo único que queda del convento de la Orden Tercera franciscana. Las obras las comenzó Andrés García de Quiñones pero las terminó Simón Gabilán Tome.

En la fachada destaca sobre la entrada una estatua de San Luis patrono de la Orden Tercera franciscana, flanqueado por dos figuras femeninas.

En el interior hay una nave con seis altares laterales, eclipsado por el retablo mayor.

Los capuchinos llegaron a Salamanca en 1614 y aquí permanecieron hasta la exclaustración de 1835. Volvieron en 1889, estableciéndose en esta iglesia, propiedad de la Venerable Orden Tercera que se la cedió junto con la casa adjunta.

Dirección: Calle Ramón y Cajal, 5, Salamanca