Decálogo para ‘proteger’ nuestro corazón en verano

- en Salud
  • Las altas temperaturas y los posibles cambios en nuestras rutinas pueden afectar a la salud cardiovascular

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerdan la importancia de no olvidar el cuidado de nuestro corazón durante la época estival, ya que las altas temperaturas y los posibles cambios en nuestras rutinas pueden afectar a la salud cardiovascular.

  1. Mantenerse hidratado. Beber al menos 1 litro y medio de agua (líquidos) al día.
  2. Comida variada. Alimentos frescos cocinados en casa con poca sal y poca grasa. Evitar los fritos y optar mejor por los formatos cocidos, horneados o la brasa. Formas frescas de cocinar y condimentar. Insistiremos en las verduras y frutas frescas.
  3. Hacer ejercicio. Evitar las horas centrales del día. Una hora de paseo diario y a buen ritmo mejorará nuestro estado físico y anímico y nos ayudará a proteger nuestro corazón.
  4. Adherencia al tratamiento. Evitar despistes con las tomas del tratamiento farmacológico. Recurrir al uso de alarmas en el teléfono móvil.
  5. Evitar el tabaco, el consumo de alcohol y bebidas azucaradas. El consumo de alcohol es siempre perjudicial y, además, nos deshidrata. Huir de las bebidas azucaradas porque aumentan el riesgo de padecer obesidad y diabetes mellitus tipo 2. Recuerda: sal, azúcares y alcohol, solo en cantidades muy controladas.

  6. Tomar el sol con protección y evitando horas centrales. Evitar exposiciones prolongadas al sol en las horas centrales del día (12-17 horas), buscando la sombra. Mejor exponernos al sol a primera hora de la mañana o a media tarde durante 15/20 minutos diarios para sintetizar vitamina D.
  7. Descansar adecuadamente. Mantener las rutinas de sueño durmiendo 7/8 horas diarias.
  8. Elegir el medio de transporte adecuado para los viajes. Si vamos en coche, es aconsejable hacer paradas cada 200 Km, para estirar las piernas; y si viajamos en avión, tren o barco, es recomendable dar algunos paseos para evitar sufrir el síndrome de la clase turista.
  9. Huir del estrés. Son muchos los que, en estas fechas, siguen manteniendo un ritmo frenético.
  10. Comparte tu tiempo, comparte aficiones, comparte tus dudas y problemas. Intercambia experiencias. Tu entorno y tu familia pueden ser un gran estímulo y apoyo para el cumplimiento de los objetivos de salud. ¡Cuenta con ellos! Te ayudarán a controlar el estrés, la ansiedad y a tener un estilo de vida cardiosaludable.
0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios