A vueltas con los “Papeles” del Archivo

- en Cultura
497
Archivo de la Guerra Civil

Después de 15 años del expolio del Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca, los “Papeles” del mismo siguen generando polémica. Y es que a pesar de numerosas sentencias, para que éstos vuelvan a su lugar de origen, la pasada semana una nueva remesa de documentos partió hacia la comunidad catalana.

Desde enero de 2006 en que se produjo la salida de los primeros, que constituían un total de 499 cajas, no ha cesado el goteo imparable de documentos reclamados por la Generalitat que han salido de la Institución salmantina destino a Cataluña, y de nuevo vuelve a haber un clamor contra estos movimientos. A estas alturas son ya 1.500.000 de documentos, 25.000 imágenes, 2.312 cajas, 938 libros, 10 carteles y 3 mapas. De ellos más de 450.00 documentos han sido incautados incorrectamente.

Otra vez desde la  administración local y autonómica, así como desde la asociación Salvar el Archivo han sido muchas las voces que se han levantado contra este trasiego incesable. El investigador Policarpo Sánchez y el Ayuntamiento de Salamanca han mantenido una primera reunión para afrontar una estrategia conjunta que evite la salida de más documentos del Archivo General de la Guerra Civil. Reclaman casi medio millón de ejemplares que fueron incautados en su día y no han sido entregados a sus dueños.

Ahora se producen nuevas manifestaciones  ante la reciente salida de más de 20.000 documentos del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca que ahora se encuentran en posesión del Archivo Nacional de Cataluña. Esta nueva salida  se compone de 26 fondos, ocho de entidades y asociaciones, nueve de particulares y empresas y 10 de partidos y sindicatos, así como 68 agrupaciones documentales de menor entidad.

Por su parte, desde la administración autonómica también se han alzado voces pidiendo que se devuelvan los “papeles”. El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia y Ordenación del territorio y Acción Exterior, Francisco Igea ha defendido la postura tanto de la Junta de Castilla y León como de las Cortes de la Región, a favor del mantenimiento de los documentos en el Archivo General de la Guerra Civil ubicado en la capital salmantina. Este asunto causa a la Junta una “seria preocupación” y espera que este movimiento cese cuanto antes, para que estos documentos vuelvan cuanto antes a su Institución de origen. Igea se mostró favorable a una resolución de la Unesco que apoya  “la unidad de los Archivos de la Represión para que se permita conservar la memoria de lo ocurrido y realizar los estudios científicos e históricos necesarios para la preservación de la memoria y la dignidad de las víctimas”.

Además, reclamó al Ejecutivo central que cumpla con la sentencia del Tribunal Supremo en la que se exige que se devuelva el material que salió hacia Cataluña “de manera irregular y que no se desmiembre así la unidad del Archivo que es esencial para quienes quieren conocer la historia de su país”.

El vicepresidente de la Junta reclamó al Ministerio de Cultura la convocatoria de una reunión del Patronato del Archivo para tratar el tema. Además, Igea anunció que la Junta de Castilla y León no descarta acudir a la vía legal para que el Gobierno cumpla y aprovechó su visita a Salamanca para recorrer durante una hora la exposición “Cultura y propaganda en la Guerra Civil y en la Posguerra”, organizada en el Archivo, y que según el Consejero de Transparencia permite ver la importancia del “ conocimiento y la memoria” y en la que se aprecia la “diferencia entre propaganda y Memoria Histórica en unos tiempos en los que el país se encamina hacia la polarización y el sectarismo”.

También desde el Partido Popular, los diputados salamantinos María Jesús Moro y José Antonio Bermúdez de Castro, presentaron una pregunta al Gobierno en el Congreso para que dé una explicación a esta última salida de casi 25.000 documentos hacia Cataluña, que se produjo la pasada semana “sin que se cumplan las exigencias legales y en contra de la doctrina del Tribunal Constitucional”.

Lo que queda claro, es que los salmantinos no se resignan a este expolio y no se rendirán ante esta manera de socavar la unidad de un Archivo, que comenzó en el 2006, y que trajo ante sí, la unanimidad de la población, como nunca antes se recuerda, en contra del traslado de los “Papeles”.

4.5 4 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios