Octubre dulce

- en Cultura
lluvia otono

Debemos apurar las flores,
antes de que las hojas no resistan su derrota.

Atraer la sonrisa dorada ,
la que después mutará en glacial.

Debemos atrapar el aire,
aquel que oxigena el vino saboreado en terrazas.

Debemos alargar en el tiempo,
esos incómodos gabanes que refugian nuestro cuerpo.

Exprimamos el elixir del caracol,
para acoger amablemente las lluvias del otoño inesperado.

Autor

Escritora. Autora del poemario "ALMA"