Soneto de otoño

- en Firmas
Lourdes Frances

De Fé y Luz la semilla fue plantada
En un secarral al pie de un olivo
Cruzó por la vida y el destino esquivo
Borró la memoria y quedó olvidada.

Alma en barbecho despertó agostada
Siglos después con un afán lascivo
Se entregó inconsciente al placer cautivo
Espejo fiel de su ansia liberada.

De tu corazón al mío los versos
Fluyen libres sin respeto al exceso,
Tu emoción y mi deseo inmensos

No han conseguido liberar al preso
Que busca la verdad de los conversos
Mientras sufre y padece por un beso.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios